Categorías
Aperitivos

Calabacines rellenos

calabacines-rellenos
¿Quieren hacer un plato veloz, encantador a la vista y al mismo tiempo muy sabroso? Esta es la receta que os necesita. Rápida pero sabrosa, muy económica pero que presenta bien en vuestra mesa. La probé en un pueblo del norte, cerca de Atacama que parece ser parte de un paraíso escondido entre tierra sin cultivación. Me encontré allá por trabajo y una familia que trabajaba en esto “pequeño paraíso” me ofreció sus cariños pasándome esta receta, tras nuestra comida, que me encantó. Puede ser preparada con verduras y carnes de todos tipos y permite de disfrutar al máximo de vuestra fantasía. Vamos a prepararla!

Ingredientes

  • 2 calabacines tirando a gorditos.
  • carne picada de cerdo o vacuno o pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates frescos
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 8 cl de aceite extra virgen de oliva
  • 30 gr de queso rallado
  • 20 gr de pan rallado
  • 2 gr de perejil seco molido
  • 1/2 cubito de caldo de carne
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

Ante de todo vamos a preparar los calabacines. Su cocción es muy importante porque depende la buena vista del plato y también el sabor. Para no fallar podemos envolver nuestros calabacines en una película apta para microonda y ponerlo en el horno para solo 3 minutos a potencia media. La película permite que la cocción sea buena, rápida y sobre todo al punto. Cortamos la parte superior y con mucho quitado vaciamos el interior con una cucharita y cuando estarán completamente vaciados los guardamos. Es importante guardar también la parte superior que cortamos, porque sea un tape ornamental para nuestra preparación.

Los dientes de ajo como todos los ingredientes tienen que ser picados pero no demasiado fino. El relleno no tiene que estar molido pero sí en trozos muy pequeños; eso porque el sabor es importante que no se pierda, y como siempre os comento no ocupen maquina porque las maquinas van a matar el sabor. Entonces vamos a cortar y picar los dientes juntos a la cebolla en la forma que comenté. Los ponemos en una cacerola con el aceite de oliva a freír con el caldo. Cuando está dorando añadimos la carne picada que ya compramos del tipo que os gusta más. Cuando la carne está al punto agregamos los interiores de los calabacines que sacamos desde el interior y que ya picamos. Removemos bien y seguimos cocinando a fuego mediano.

Cuando nos damos cuenta que los sabores estás ablandados vamos a agregar también el tomate bien picado y finalmente el vaso de vino blanco. Dejamos que todo se consuma un poco y vamos a agregar también el pan rallado y el queso, que puede ser de cualquier tipo pero lo mejor sería un queso seco porque más sabroso y se pega mejor sin hacer filos. Solo al final vamos a añadir la sal y los gustos. Eso porque si se pone la sal al tiro con la carne no cocina se pone dura. Dejamos cocer para 10 minutos más y pues retirémoslo. Ahora simplemente vamos a rellenar los calabacines y cuando estarán listos vamos a armar un plato con una forma que sea la más posible activaste para vuestros comensales. Ya está listos nuestros platos ¿qué esperan a disfrutar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *