Categorías
Aperitivos

Croquetas de papa con queso

croquetas-papa
Es una receta típica chilena pero cada país de la América del Sur la tiene con distinta preparación e ingredientes. Al sur de nuestro maravilloso país se preparan con el queso al norte, no solo con papas. Pero al final el resultado es lo mismo, solo cambia el sabor. En México ponen muchos aromas y en forma picante. Cada vez que viajo al sur para mí la cosa más linda es comer croquetas de papas porque… no sé… me parece que la sureñas tienen un sabor súper rico. Vamos a prepararlas.

Ingredientes

  • 1 kilo de papas
  • 2 Yemas de huevo
  • 1 Huevo entero
  • 250 gr queso mantecoso o mozzarella
  • 50 gr mantequilla
  • 50 gr harina
  • Pan rallado
  • 100 cl de aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

Hervir la papas con cascara. Las papas tienen que ser crocantes, no muy hervidas. Los tiempos de cocción dependen mucho del tipo de pasta que tienen vuestras papas pero se pueden revisar y ver que sean al punto. Cuando las retiramos vamos a pelarlas.

Por otros lados tenemos listas las yemas: vamos hacer un puré con las papas hervidas y añadimos también la mantequilla, la sal y la pimienta. Mezclamos muy bien para que todo sea muy blando. Ponemos en el refrigerador por al menos una horas.

Al otro lado de nuestra mesa de trabajo preparamos el queso. Cortamos en cubitos de 1 cm de lado y ahora vamos a sacar del refrigerador el puré. Armamos cada croqueta poniendo al centro un trozo de queso. Después la pasamos en la harina. Batimos el huevo y pasémosla en los huevos batidos y por último por el pan rallado. Muchos a este punto las ponen en el refrigerador, pero yo prefiero no hacerlo porque el sabor va a ganar más.

Colocamos el aceite de oliva en una cacerola y freímos las croquetas cuando el aceita esté bien caliente. Sácanoslas cuando sean bien doradas. Escurrir con papel absorbente el aceite en exceso. Se pueden también cocer en el horno. Necesita tener el horno bien caliente y pues cuando vamos a hornearlas bajarlo a 150 grados para que no se quemen. Personalmente prefiero la segunda opción porque son menos fritas y siendo los niños los adoran son más digeribles. Ojalá que os gusten la idea ¡Feliz velada a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *