Categorías
Aperitivos

Pierde el miedo, Hongos al perejil

Hongos al perejil, pierde el miedo y prueba esta muy deliciosa receta.
Hongos al perejil, pierde el miedo y prueba esta muy deliciosa receta.

Chile, con su deslumbrante naturaleza y su variedad de climas, es un lugar excelente para el desarrollo de hongos silvestres y cultivados, y no cabe duda que algunos de ellos pueden volverse verdaderas delicias en nuestras mesas. Desafortunadamente nosotros los chilenos no tenemos una buena relación con los hongos, y hasta nos tildan de ser un país micófobo, o sea afectado por el miedo a consumir hongos.

Sin dudas a la hora de recoger hongos para nuestras recetas tenemos que ser cuidadosos para no confundir una especie comestible con otra venenosa, pero esto no significa que tenemos que renunciar al placer de enriquecer nuestras recetas con los hongos.

Si no queremos buscar personalmente los hongos silvestres en su ambiente natural, podemos confiar en tiendas de productos gastronómicos y supermercados, donde siempre hay una buena selección de hongos secos y frescos para elegir.

Aquí les presento una preparación básica que nos permite introducir los hongos en nuestra mesa en una buena cantidad de recetas. De corazón les invito a probar los hongos con perejil para enriquecer sopas, salsas para carnes, fideos… ya verán que ¡no se arrepentirán!

Ingredientes de los Hongos al Perejil.

  • 1 kilo de hongos frescos o medio kilo de hongos secos, de preferencia de más variedades (porcinos, champiñones, etc).
  • 1 gran manojo de perejil.
  • 1 diente de ajo.
  • tres cucharadas de aceite de oliva.
  • sal a gusto.

Preparación.

Para esta receta podrán utilizar indiferentemente hongos frescos, surgelados o secos e inclusive mezclarlos entre ellos. Lo ideal es que haya a lo menos una cantidad mínima de porcinos, ya que su aroma y sabor particulares le darán un toque especial a la preparación, sin embargo los hongos con perejil pueden prepararse con cualquier tipo de hongos y conservar buena parte de su encanto.

Los hongos secos deberán ser hidratados en un contenedor con agua caliente para una media hora antes de ser utilizados. Los hongos frescos por contra deberán ser limpiados suavemente con un cepillo para eliminar residuos de tierra. Muchos prefieren no pasarlos directamente bajo el agua para conservar intacto su aroma. Si quieren hacerlo, les sugiero que utilicen una esponja livianamente mojada y que enseguida los sequen bien con papel de cocina.

Una vez hidratados y limpiados los hongos, podrán cortarlos en trozos regulares de unos 2-3 centímetros por lado.

Por mientras hacer calentar en una sartén el aceite con el diente de ayo cortado en dos mitades. Cuando el ayo se habrá dorado, retirar y añadir el manojo de perejil picado finamente con un poco de sal (yo pongo unas tres pizcas de las mías que son pequeñas).

Tras un par de minutos añadir también los hongos, manteniendo el fuego vivaz para otros cinco minutos antes de apagar.

Ya vuestros hongos con perejil están listos: podrán elegir si servirlos como entrada a parte, conservarlos en vasos sellados en los cuales será suficiente añadir un poco de aceite, o bien utilizarlos para enriquecer otras recetas.

Entre mis usos preferidos de los hongos con perejil les señalo que se maridan realmente bien con fideos al huevo caseros: si como yo son adictos de los fideos preparados en la casa, ¡no pasen de probarlos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *