Categorías
Aperitivos

Pizza Francesa, rica receta con palmitos

Pizza Francesa, si te gustan los palmitos tienes que probar esta receta, te va a encantar.
Pizza Francesa, si te gustan los palmitos tienes que probar esta receta, te va a encantar.

La pizza francesa debe su nombre a la presencia del palmito, un ingrediente muy amado por los franceses. En realidad la pizza francesa es muy conocida en toda Italia, con especial referencia al sector del noroeste (Piamonte y Liguria). Es una pizza alegre, sabrosa y original: para una linda velada con amigos representa una excelente opción, ¡se la aconsejo!

Ingredientes para la Pizza

Para la masa

  • 500 gr. de harina con polvo de hornear
  • agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal a gusto

Para el relleno

  • 200 gramos de tomates enlatados
  • 150 gr. de “mozzarella” o queso mantecoso
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gramos de pimientos asados
  • 100 gramos de palmitos

Preparación de la Pizza Francesa

Picar los tomates, adjuntar el aceite y dejar reposar. Por mientras encender el horno a 200 grados para que resulte bien caliente en cuanto la pizza esté lista para la cocción.

Hace un tiempo les pasé la receta para preparar los pimientos asados tradicionales. Si lo prefieren, los pueden encontrar listos, envasados, en los supermercados.

Poner la harina en un plano de madera o de mármol. Formar un hueco al centro y adjuntar -en este orden- dos cucharadas de aceite de oliva, sal a placer (yo pongo diez pizcas de las mías que son pequeñas) y medio vaso (30 cl) de agua tibia. Dar una vuelta con una cuchara a aceite, sal y agua, después amasar con la harina de forma gradual, adjuntando agua de a poco cuando precisa. La masa debe adquirir una consistencia elástica. Si se pega a las manos se puede adjuntar harina o bien dejar reposar hasta que se seque un poco.

Cuando la masa tendrá la consistencia debida explanarla con las manos dejando los bordes un poco más gruesos. La base de la pizza no debe resultar demasiado liviana pero tampoco muy espesa, les aconsejo que hagan pruebas y sigan su gusto particular. Yo con quinientos gramos de harina me encuentro bien para hacer una pizza de la medida de la bandeja del horno. Pueden acabar el explanado directamente en la holla de cocción o en la bandeja si lo prefieren, yo les aconsejo esta última opción ya que las hollas sacan algo del poder de cocción del horno. Para facilitar la limpieza del horno, poner una hoja de papel para hornear en la bandeja. Poner la mezcla de tomates preparada antes en la parte central de la masa e ir expandiéndola hacia los lados, ayudándose con una cuchara, dejando libres los bordes adonde pueden poner un poco de harina para que la pizza resulte más rústica.

Adjuntar el queso rallado o picado, según el gusto personal, los palmitos cortados en discos y a final los filetes de pimientos.

Hormear y dejar cocer hasta cuando el tomate resulte bien seco (yo dejo unos veinte minutos a 200 grados, pero depende del horno). Servir bien caliente: ¡“buon appetito” a todos!

Para acompañar

En Italia la pizza se acompaña a menudo con cerveza, sobre todo en los meses menos fríos. La presencia del queso en la pizza fracesa sugiere un buen vino tinto, por ejemplo un Merlot, muy común en Chile, o un Barbera, que en Italia se encuentra fácilmente pero aquí cuesta un poco más; también se puede sugerir un vino blanco específico de los que se definen “para queso”, como el Chablis. Si prefieren no tomar alcohol, les sugiero que prueben la pizza francesa con un rico vaso de té verde frío sin azúcar: el contraste con el sabor agridulce de los pimientos es delicioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *