Categorías
Carnes

Pato con salsa de frutas, regalo al paladar

carne-pato

Esta es la receta ideal para el verano: deliciosa, se combina con el sabor de casi toda la fruta y el delicado sabor de la carne de pato. Si puede también cambiar la carne de pato con la de pollo y el resultado es muy parecido: un matrimonio perfecto de sabor. Cuando la comí en México no podía creer a cuando intenso y delicado fue su olor y su sabor. Al final alcancé a tener la receta. Es una cocina rápida, fácil y de gran suceso. ¿Vamos a ver como se prepara?

Ingredientes Pato con salsa de frutas

(para 4 personas):

  • 2 pechugas de pato (1 pato) grande sin piel
  • 2 cucharadas de salsa de soja oscura
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza mediana de guisantes
  • 1 cucharada de chili en polvo

Para la salsa de frutas

  • 1 mango grande pelado y cortado en cubos
  • 5 damascos en cubitos
  • 1 cebolla roja pequeña bien picada
  • 2 cucharada de vino rosado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de hojas de menta picadas
  • 1 cucharada de hojas de coriandro picadas
  • sal y pimienta a gusto

Preparación

Sacar la grasa de la carne con un cuchillo, pero no completamente para tener más sabor. Mientras tanto ya calentamos un sartén con una cucharada de aceite con a cebolla bien picada y ponemos muestra carne ya lista para cocer. Cuando está en cocción no tiene que cocinarse más que cinco minutos bien repartidos por cada lado. Estos tiempos valen para la carne de pato, claramente si se va a cocinar el pato necesita tenerlo arriba del fuego un poquito más. Las dos carnes se sacan cuando se vean con un color marrón. Y poco antes de sacarla vamos a poner los guisantes, no muchos pero que sirvan para la vista del plato.

Ahora reponer nuestra preparación en un molden para hornear. Por otro lado de nuestra mesa ya tenemos los ingredientes para la salsa de fruta. Entonces vamos a prepararla. Ponemos en un bol la salsa de soja, la miel, el jengibre y el chili en polvo y todos los otros ingredientes: mezclamos muy bien y atentos a los olores y al color que tiene que ser brillante y alegre. Cuando esté lista cubrimos con nuestra mezcla la carne que está en el molde. Llevamos al horno que ya precalentamos a 200 grados en un tiempo no superior a 8 minutos.

Mientras se cocina en otro bol ponemos la fruta. Intentamos desmenuzarla pero siempre teniendo unos trocitos a la vista. Añadir las dos cucharada de vino rosado y mezclar hasta cuando no se ve un poquito densa, viscosa pero no solida. Agregar sal y pimienta a gusto.

Cortamos en laminas no demasiado sutiles u en trozos sutiles. Poner la salsa a disposición pero sin ponerla arriba porque cada uno de los invitados tienen que servirse solito, siguiendo su proprio gusto. Se puede poner un poquito de salsa al costado pero ya está un forma de imposición que el galanteo no quiere pasar. Entonces: ¿quién se atreve en probarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *