Categorías
Carnes

Pavo relleno, para quedar como reina

pavo-relleno

El pavo relleno es la receta perfecta para una gran reunión familiar. En Estados Unidos se cocina para Acción de Gracias. Si este año han visto la película Vaya Pavos y prefieren dejar de lado estos simpáticos aves :), pueden utilizar un pollo. Existen muchas variantes, yo les propongo una receta que llega desde los Alpes italianos. La cocción requiere su tiempo, pero en el fondo este pavo relleno es bastante simple y el resultado da alegría y ganas de compartir: ¡anímense!

Ingredientes del Pavo Relleno

  • 1 pavo o pollo de aproximadamente dos kilos
  • 1 nuez de mantequilla

Para el relleno:

  • 1 manzana fuji grande
  • 50 gramos de jamón
  • 50 gramos de carne de cerdo molida
  • 50 gramos de carne de vacuno molida
  • 50 gramos de queso rallado
  • 50 gramos de ciruelas pasas sin carozo
  • 20 gramos de almendras
  • 1 huevo entero
  • sal a gusto

Preparación

Pelar y limpiar la manzana. Moler todos los ingredientes para el relleno en la licuadora y dejar reposar el compuesto para una media hora a temperatura ambiente.

Por mientras hacer calentar el horno a 200 grados y friccionar la piel del pavo con la mantequilla. Rellenar el interior del pavo. Para cerrar, pueden utilizar una aguja grande con hilo grueso para cocer, pero yo prefiero pinchar con un par de palitos. Con el hilo de cocina deben atar las alas y las patas, para asegurarse que con la cocción prolongada vuestro pavo no se desplome.

Poner en el horno para media hora a 200 grados, después bajar a 180 grados y dejar cocer para 2 horas más (adjuntar una hora para cada kilo de pavo adicional). Cada 15 minutos dar vueltas al pavo para asegurarse que quede bien crujiente. Si se seca demasiado (lo que a veces ocurre, dependiendo del horno) lo pueden cubrir con papel aluminio.

Y… ¡así de simple! Una vez preparado, el pavo relleno es excelente también frío.

Los ingredientes del relleno pueden cambiar según la temporada y vuestro gusto. En la versión clásica por ejemplo, en lugar de las almendras se utilizan castañas (producto típico de los Alpes) previamente hervidas.

Si quieren darle un toque más aromático, pueden añadir al relleno un dedo de ron añejo. Ojo: el alcohol no quedará en la receta, con motivo de la cocción prologada, pero sí quedará un aroma especial.

Para acompañar:

Les aconsejo un buen rojo posado, por ejemplo un Merlot. En los Alpes, clásicamente se acompaña con vino Nebbiolo, pero aquí en Chile es muy difícil de encontrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *