Categorías
Parrilla

Sorprende: Caracoles de tierra a la parrilla

Sorprendete con esta sofisticada receta de caracoles a la parrilla.
Sorprendete con esta sofisticada receta de caracoles a la parrilla.

Ningún chileno puede festejar las Fiestas Patrias de Septiembre sin una buena carne a la parrilla. Ya en otra ocasión les pasé los tips para lograr los mejores resultados en la preparación de esta sabrosa receta nacional.

Pero si este año quieren darle un toque especial a vuestro asado dieciochero aquí viene una idea que seguro les sorprenderá a todos vuestros amigos y familiares: junto a la clásica parrilla de carnes, les propongo que reserven un rincón de la mesa a una rica parrillada de caracoles de tierra.

En Chile estamos acostumbrados con degustar los caracoles sobre todo en restaurantes de lujo, pero en realidad son bastante simples de preparar en la casa y le pueden dar un toque refinado y alegre a vuestro banquete.

Ingredientes para cada invitado

  • 5-7 caracoles de tierra con su cáscara (el número puede variar dependiendo del tamaño)
  • medio manojo manojo de perejil
  • un diente de ayo
  • tres cucharadas de mantequilla
  • sal a gusto

Preparación de los caracoles

Para esta receta pueden buscar caracoles precocidos y listos para su uso, que se encuentran sin problema en los supermercados y en las tiendas gastronómicas. Acuérdense que siendo la cáscaras decorativas se podrán conservar para otras recetas: será suficiente limpiarlas con un poco de bicarbonato de sodio y agua tibia tras cada banquete, quedarán impecables.

Preparar una crema suave juntando la mantequilla a temperatura ambiente con el ayo molido, dos tercios del perejil picado y una pizca de sal (si l mantequilla ya no tiene sal, en este último caso yo lo dejo de lado).

En una parrilla que se mantenga bastante lejos de las llamas disponer los caracoles con el ojo vuelto hacia arriba y dejar cocer para quince minutos, cuidando que la temperatura se mantenga moderada. Ojo: para lograr lo mejor de esta receta, es muy importante que la cocción sea suave.

Retirar de las brasas y tapar cada ojo con la crema de mantequilla. Enseguida reponer para a penas un par de minutos con la parrilla más cercana a las llamas, guarnir con el perejil que queda y.. ¡a degustar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *