Categorías
Pastas Italianas

2 variedades de Lasaña, clásica y especial

Lasaña clásica
Más allá de la lasaña preparada que podemos encontrar en las tiendas, hay una variedad casi infinita de lasaña para realizar en nuestra cocina, con poco trabajo y una excelente relación calidad costo. Aquí van algunos tips para realizar de forma exitosa la lasaña clásica y algunas de las variantes más divertidas.

Ingredientes para la lasaña clásica

  • 200 gramos de lasaña industrial o casera
  • 1/2 kilo de tomates enlatados
  • 200 gramos de queso rallado
  • 50 gramos de pavo o pollo
  • 50 gramos de vacuno
  • 50 gramos de cerdo

Ingredientes para la lasaña especial

  • en lugar de la carne de pavo, vacuno y cerdo
  • 200 gramos de espinacas o de hongos o de espárragos o de jamón

Preparación

Para la versión clásica, moler las carnes de pavo, vacuno y cerdo todas juntas y dejarlas reposar en la nevera. Para las versión especial, hervir los espárragos o las espinacas; moler el jamón; picar los hongos debidamente hidratados en el caso que sean secos. Encender el horno y poner a calentar a 180 grados. Por mientras poner en agua hirviendo unos pocos trozos de lasaña y dejarlos cocer a fuego vivaz cinco minutos. Es importante dejar cocer en abundante agua y no poner todos juntos los trozos, ya que podrían pegarse entre ellos.

[green_box]La lasaña no debe resultar cocida por completo: acabará en el horno. Lo importante es que adquiera una cantidad de agua satisfactoria.[/green_box]

Licuar los tomates y poner en una olla para hornear una primera capa muy sutil. Adjuntar una capa de lasaña, una capa de tomate, una de carne molida o del ingrediente especial y una de queso. De allí seguir con otra capa de lasaña. Después de la última capa de lasaña poner una capa más liviana de tomate, un poco de carne y de queso, pero todo en cantidades menores. Por lo general las capas de lasaña son tres o cuatro, pero hay algunas tradiciones en Italia que quieren que sean siete, a lo menos en las grandes ocasiones.

Para acompañar

[grey_box]Excelente para acompañar con un buen vino tinto, en especial a mí me encanta con un buen Merlot abierto un par de horas antes de ponerse a la mesa para realzar su gusto especial. Pero si quieren apostar en un maridaje inédito, les aconsejo que prueben la lasaña con un jugo de piña natural: le da un toque más estival y sumamente alegre, y el gusto les sorprenderá, ¡pruébenlo!.[/grey_box]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *