Categorías
Pastas Italianas

Pasta con salsa verde y espárragos

pasta-salsa
Los espárragos son una verdura fascinante. Personalmente me gustan mucho! Por eso que cuando fui de visita a la región de Valparaíso, mi amiga, que me conoce desde mucho tiempo, pensó en agradecerme con esta receta fabulosa en la cual un mix de verduras verdes entregan un sabor fuerte pero delicado a nuestro paladar.

Los espárragos tienen muchos minerales fundamentales para nuestra vida, en especial en esta espectacular verdura. La pasta es un plato veloz y esta receta no os gastara mucho más. ¡Vamos a probarla!

Ingredientes

  • 500 gr de espárragos trigueros
  • 150 gr. de tocino de buena calidad
  • 1 dientes de ajo
  • 100 gr de mantequilla
  • 200 cl de crema de leche
  • 300 ml. de leche
  • 300 gr de pasta corta a gusto
  • 300 gr de perejil
  • 1 yema de huevo
  • 2 chili
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación

La preparación es bastante simple. Primero vamos a cortar y separar la parte dura (blanca) da la más tierna (la verde). De todo el espárrago reservamos solo la parte más tierna pero lo restante nos servirá después para la preparación de nuestra salsita. Cortamos con atención el diente de ajo. Os enseño un secreto: es importante para no tener mal aliento sacar el pequeñísimo corazón del diente, una parte que se nota poco y que parece una pequeña hoja, que es el responsable de nuestro problema… entonces, saquémoslo. Cortamos el diente y lo mismo hacemos con la pancita: la forma ideal sería en tiras finísimas.

Mientras tanto que está hirviendo el agua en una olla para la pasta, ponemos en un sartén un chorizo de mantequilla y esperamos que se dore. Cuando está al punto vamos añadiendo el ajo y la panceta. Tienen que cocer no más de 4 minutos.

Por el otro lado de nuestra mesa de trabajo, ya tenemos el perejil, la yemita de huevo, la parte verde de los espárragos y el chili: picamos la verdura muy fina, casi molida y el chili en trozos no muy grandes. Os aconsejo de no ocupar maquina porque se malogra el sabor. Cuando todo está finamente picado, vamos a agregar al sartén con nuestro frito. Removemos muchas veces y cuando nos damos cuenta que todo esté bien blando añadimos la crema de leche, la leche y los gustos. En un recipiente apropiado batimos la yemita de huevo y cuando está lista la guardamos.

Ahora incorporamos los espárragos y removemos bien con mucho cuidado de no dañar las verduras. Cuando está a punto añadimos la yemita y vamos a mezclar de nuevo con cuidado. Por mientras ponemos nuestra pasta en el sartén y el plato está listo: la pasta ya entrega un olor sabroso que os encantará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *