Categorías
Pastas Italianas

Tagliatelle

tagliatelle

Los fideos preparados en casa son un clásico de la cocina italiana. Pero si piensan que es muy complicado preparar los tagliatelle, están equivocados… ¡probar para creer!

Ingredientes

  • 3 huevos grandes
  • 500 gramos de harina sin polvo de hornear
  • 1 cuchara de aceite
  • medio vaso de agua tibia
  • sal a gusto

Preparación

Amasar la harina, los huevos y el aceite en un banco de cocina (mejor en mármol o madera). Adjuntar de a poco el agua salada hasta lograr una masa elástica y no pegajosa. Para la cantidad de sal, yo pongo cinco pizcas de las mías que son pequeñas, pero depende de vuestros gustos y también de cómo piensan acompañar las tagliatelle ya que algunas salsas pueden ser más saladas que otras.

Si la masa se pega a las manos se puede adjuntar harina o bien dejar reposar hasta que se seque un poco. Una vez obtenida la masa de la consistencia deseada dividirla en ocho partes y explanar cada una; las hojas que deben salir del proceso es importante que sean sutiles (un par de milímetros como máximo) y regulares.

Para lograr el espesor deseado pueden servirse de una máquina manual para explanar la masa: es sencillo y se trata de una herramienta muy económica y útil para la preparación de cualquier tipo de masa fresca, así que pueden evaluar si quieren comprarla. En caso no la tengan a mano, pueden sustituirla con un rodillo o con una botella de vidrio limpia y vacía que harán enrollar sobre la masa para extenderla. Con la máquina el proceso es más rápido pero el resultado igual se consigue así.

En cuanto la masa esté bien explanada tendrán que recortar las tagliatelle. Pueden hacerlo con la máquina o bien con un cuchillo para hortalizas (son los cuchillo grandes que se encuentran en cualquier set de cuchillo para cocina. Las tagliatelle deben tener un ancho aproximado de medio centímetro o algo menos y ser cuanto más largas es posible.

A esta altura las tagliatelle parecen listas pero en realidad no lo son, ya que deben secar un poco. Espolvorear con harina y dejar secar al aire para un par de horas. Ahora podrán recoger las tagliatelle en sacos y conservarlas en el congelador para varias semanas.

Para prepararlas, será suficiente hervirlas para cinco minutos (hasta que suban a la superficie del agua) y servirlas con vuestra salsa preferida. A mí me encantan con ragú. o bien con una nuez de mantequilla y mariscos surtidos. ¡”Buon appetito” a todos!

Para acompañar:

[lightgrey_box]Depende de la ocasión y de la salsa. Si la salsa incluye carne, un bune rojo como el Merlot es lo ideal. Con mariscos, nada mejor que una copa de blanco fría, como un alegre Sauvignon Blanc.[/lightgrey_box]

Una respuesta a «Tagliatelle»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *