Categorías
Pasteles

Pastel dulce de calabaza

Calabaza con una preparación dulce y convertida en un rico pastel.
Calabaza con una preparación dulce y convertida en un rico pastel.

En verano también el hambre parece desaparecer. Cuando en nuestra casa tenemos amigos necesitamos sorprenderlos con comida buena y especial siempre permaneciendo en nuestra tradición. Este dulce parece normal pero tiene unos ingrediente particulares que os sorprenderán con un sabor único. La receta es de mi familia pero yo también añadí elementos nuevos para compartirlas como hicieron mis padres. Vamos a detallar la receta.

Ingredientes del Pastel Dulce de Calabazas.

  • 500 gr. de calabaza
  • 300 gr. de azúcar (posiblemente el rojo, más fuerte como sabor)
  • 400 gr. de harina
  • 4 huevos
  • 250 cl de aceite vegetal
  • 1 sobre de levadura,
  • 50 gr de nueces troceadas,
  • 100 gr de almendras troceadas,
  • Azúcar y canela para espolvorear
  • 50 gr de mantequilla Harina para espolvorear.

cremita especial:

  • 30 gr de azúcar velo
  • 10 gr de cacao amargo
  • 1 cucharita de canela en polvo
  • 30 ml de vinagre de vino blanco
  • 30 ml de ron

Preparación

Tras haber limpiado bien la calabaza cortarla en dados no superior a dos centímetros. Ponemos nuestros dados en un tupper para microondas y horneamos en microonda para un tiempo no superior a 10 minutos. Os aconsejo que tras 6-7 minutos se comprobé como está porque no todas las calabazas son iguales y el tiempo depende mucho del tipo: si es blanda estará ya lista, en caso contrario dejémosla allá unos minutos más.

Ahora trabajamos con los huevos. En otra pare de nuestra mesa de trabajo ya están listos los huevos batidos. Añadir la calabaza a los huevos y poner todo en la batidora. Batir hasta cuando resulte una crema fina. En este momento (y no antes todo junto) agregar el aceite y la harina. Seguir batiendo hasta que de nuevo se ve una crema fina pero un poquito más consistente. Dejamos reposas el todo.

Los pasos más importante ya están hechos. Pero acá nos ponemostrabajando nuestros ingredientes especiales que trasformará un pastel normal en un dulce único. Pues haber untado de mantequilla un molde y haber puesto nuestra crema fina vamos a realizar una la nuestra cremita. Ponemos en un sartén un chito de harina (no más de tres cuchara, para entregar más consistencia) junta con la canela, el café, el cacao y el azúcar velo. Mezclar bien. Agregar ahora la sal, dos huevos, la vinagre mezclado con el ron. Un consejo: los últimos elementos necesitan juntarlos muy lento. Batir hasta cuando se realiza una crema que sea consistente pero no mucho densa.

Horneamos nuestro molde en un horno que ya está precalentado a 175-180 grados y dejamos cocer para 30-40 minutos tras haber incorporado todas las nueces y las almendras que sea bien repartida en la superficie. Cuando la cocción es casi lista, a lo menos un diez minutos antes, sacar nuestra torta desde el horno e con una misma maniobra ponemos nuestra crepita especial bien repartidas por el molde. Horneamos de nuevo hasta el final. No puede no gustar esto dulce: ¿quién se atreve en probarlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *