Categorías
Pasteles

Tarta Pascualina, para regodiones de la acelga

Esta es una receta que requiere un poco más de tiempo, pero es muy deliciosa. Lo que más demora es cortar y lavar las hojas de la acelga, así que si quieres ahorrar tiempo, puedes dejarlas listas la noche anterior o lavarlas en la mañana y cocinar a mediodía.

Tarta Pascualina de acelgas
Tarta Pascualina de acelgas

La Pascualina, también la aprendí de mi mamá, ella fue y sigue siendo mi maestra de la cocina. Es muy sana y a quienes no les gusta mucho la acelga, la comen con más agrado en esta presentación. Yo suelo prepararla como tarta gigante, pero también pueden experimentar haciendo empanadas individuales. Alcanza para unas seis a ocho porciones.

Para la masa de la Tarta Pascualina

  • 2 1/2 tazas de harina sin polvos
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 150 gr. de mantequilla fría
  • 8 cucharadas de agua tibia

Para el Relleno:

<ul>
  • 1 paquete de acelga
  • <li>1 cebolla mediana</li>
    
    
    <li>250 gr. de carne molida (si no tiene carne, puede usar carne de soya o mezclar ambas)
    
    <li>3 huevos</li>
    
    
    <li>1/2 cucharadita de ají color</li>
    

    Preparación:

    Recomiendo realizar primero el guiso y mientras se cocina, preparar la masa.

    1. Para el relleno hacemos un guiso con acelgas. Primero lavamos bien la acelga, le cortamos los tallos y la echamos a cocer a fuego alto en una olla con agua hasta que hierva, bajamos el fuego y continuamos cocinando por quince minutos.

    2. En otra olla o sartén grande preparamos un pino con la carne y la cebolla picada a cuadros, la sal y si gustan pueden agregar ajo también. Su cocción es de unos veinte minutos.

    3. Mientras esperamos que el pino se cocine, preparamos la masa con la harina, los polvos, la sal, la mantequilla y el agua. Unimos todo y amasamos, agregando más agua en caso de que quede dura y harina, en caso de que esté muy pegajosa. Separamos en dos partes y uslereamos cada una.

    4. Una vez listos la acelga y el pino, se unen y se incorpora el ají color y los huevos. Esto hay que llevarlo a fuego por unos minutos hasta que los huevos estén cocidos.

    5. Llegó el momento de armar, enmantequillamos un molde de unos veintiocho a treinta centímetros y ponemos la masa como base. Agregamos el guiso de acelgas (también se pueden agregar huevos duros al relleno, pero esto es opcional) y cubrimos con la otra mitad de la masa, formando una tarta. Esto se lleva a horno medio y precalentado por unos treinta minutos.

    Disfruta de este rico y saludable plato a base de verdura. Puedes acompañarlo de ensalada de tomate solo o a la chilena (cebolla y tomates). ¡Pruébala, de seguro te encantará!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *