Categorías
Pescados y Mariscos

Langosta Thermidor

langosta-thermidor
Es un plato exquisito de origen francés. Lo probé en Santiago donde la cocina francesa está muy presente y es muy difundida. Conversando sobre esta receta, me di cuenta que estaba más presente en nuestro país de lo que se puede imaginar. Claramente no se trata de la forma original pero de una forma que se adaptó perfectamente a los ingredientes presentes en Chile. Por ejemplo si no se quiere ocupar la Gruyere (que se encuentra bastante bien en nuestros supermercados) se puede ocupar queso de fundo de nuestro sur que da lo mismo y con un toque de chilenidad que francamente me gusta más; o en sustitución del Cognac se puede ocupar un buen Ron o el nuestro Pisco… Entonces creo que cada uno de nosotros pueda cocinarla de manera distinta pero siguiendo la directiva general de la antigua receta. Se puede tener la misma receta con salmón y mariscos. Vamos a cocinarla.

Ingredientes

  • 1 Langosta
  • 100 g Gruyere
  • 50 cc Cognac
  • 1 cucharada de mostaza
  • 20 cl de aceite de oliva
  • 1 yema
  • 200 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • Salsa Tabasco
  • 200 cc Crema de leche

Preparación

La langosta requiere una preparación un poquito atenta pero no complicada. Cortémosla al medio, más fácil y útil si realizamos un corte en la cabeza siguiendo hacia adelante, dando un giro a la langosta hacia la cola. Sacamos todas las vísceras y lavamos con agua helada pues separamos con mucho cuidado la carne de la carcasa. Eso se sigue haciendo hasta la cola. Finalmente cortamos la carne en porciones.

Ahora por otro lado de nuestra mesa de trabajo vamos a preparar la salsa Thermidor. Resulta muy simple su preparación si se van a seguir los pasos con atención. En la práctica esta salsa es una ampliación de la bechamel. Por lo cual la harina, la mantequilla y la leche se mezclan en esta manera y así tenemos nuestra bechamel. Pues vamos añadiendo la mezcla con la mostaza y la yema de huevo. Batimos los ingredientes para que se ablanden bien y a la misma vez agregando la sal, pimienta, salsa Tabasco, el Cognac y el queso rallado. Con esta preparación ya tenemos nuestra salsa Thermidor.

Ahora en un sartén caliente con aceite de oliva incorporamos la carne de la langosta y saltamos todo con un fuego que sea medio. Cuidamos la cocción porque la carne de langosta es muy tierna y no tiene que dañarse durante la exposición al fuego. A este punto podemos agregar la salsa Themidor que ya tenemos lista. No tiene que cocer más que 5 minutos por tener el máximo del sabor. Nuestra langosta está lista y se puede llevar a la mesa en diferentes formas: si quieren sorprender vuestros amigos y comensales les aconsejo evaluar con fantasía la presentación de esto plato fabuloso ocupando el esqueleto de la langosta o poniendo nuestra receta en platos particulares porque el sabor se case bien con la presentación ¡A disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *