Categorías
Pescados y Mariscos

Pastel de Bacalao y salsa

pastel-bacalao

En unos de los últimos viaje en centro América probé este pastel de bacalao y una rica salsa que me encantó por la mezcla de sabores y por como se puede criar en las formas que más nos guste con una simple “sartén” de harina. En particular un amigo ecuatoriano amante de la buena cocina me pasó la receta…. No fue muy fácil tenerla porque el es muy celoso de sus recetas, pero el hecho de hacerla famosa lo conquistó. Les recomiendo probarla y estoy segura que ¡no se arrepentirán!

Ingredientes del Pastel de Bacalao.

(para 2 personas)

  • 250 gr de bacalao.
  • 4 huevos.
  • 1 cebolla mediana.
  • Medio pimiento verde.
  • 3 dientes de ajo.
  • 250 gr Harina sin polvo.
  • Medio vaso de caldo de pescado.
  • 1/4 de vaso de vino blanco.
  • Agua.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Sal.
  • Perejil

Preparación:

Desalar el bacalao es una practica muy importante para esta receta porque si no se hace bien el sabor se ve. Si quieren desalar bien necesitan ponerlo en un cuenco con abundante agua cambiándola por lo menos dos veces durante las 24 horas. Lo importante es haberlo pasado primero debajo del chorro de agua para sacar lo más grueso.

Sobre nuestra mesa de trabajo ya tenemos el ajo y vamos entonces a picar dos dientes. Una vez bien picados lo vamos a poner en una sartén donde ya hay aceite de oliva preferentemente extra virgen y cuando empieza a ser dorado y a tomar un poquito más de color agregamos la cebolla con el pimiento y la sal a gusto. Cocinamos a fuego moderado con cuidado intentando mantener siempre la verdura dorada pero no frita. Ahora sí agregamos el bacalao que ya preparamos picado y lo más seco posible. Cocinar solo unos minutos. Sacándolo se puede también ocupar un colador para escurrir bien los líquidos. Un secreto para incrementar el gusto es no sacar toda la grasa porque entrega más sabor a nuestra receta.

Ahora nos dedicamos a nuestra fritada de verduras. Batimos los huevos y agregamos fritada de verduras y bacalao. Mezclamos muy bien porque todo se agregue de manera uniforme hasta que resulte casi una masa y la ponemos en una sartén con aceite. Acá preparamos nuestra tortilla.

Cuando empiece a tomar color agregar un poco de harina y rehogar bien. Verter el vino y el caldo. Terminar añadiendo un puñado de perejil picado, y poner a punto de sal. Cocinar a fuego suave durante 2-3 minutos incorporando la tortilla a la cacerola. Sirve la tortilla y acompaña con la salsa verde.

Al final podemos hacer una masa de harina y después de haberla trabajada bien (ya os expliqué muchas veces que la masa tiene que ser trabajada mucho) entregarle la forma redonda para contener nuestra tortilla; si se pone la tortilla cuando está un poco caliente, seca en la forma que más os gusta. Así vuestros comensales estarán encantados por la forma y el sabor intenso. ¡Solo hay que disfrutarlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *