Categorías
Pescados y Mariscos

Salmón grillado con almejas a la marinera

salmon-grillado
Un plato exquisito que probé la primera vez en un restaurant de la costa junto con toda mi familia. El sabor fino del salmón grillado se mezclaba muy bien con el sabor fuerte de mar de las almejas salteada con los aromas. Verdaderamente me encantó, y no fue fácil tener en mis manos la receta porque el chef no quería entregarla motivando que era un plato de familia que él mejoró, pero al fin logré tenerla y feliz de pasarla a Ustedes. Vamos a cocinar, esta es una receta super fácil pero muy sabrosa.

Ingredientes del salmon grillado

  • 1 filete de salmón mediano
  • 700 gr. de almejas limpias de arena (la variedad que más te guste)
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas medianas
  • 2 tomates grandes
  • Hojas de laurel a gusto
  • 75 ml. de aceite de oliva extra virgen
  • 50 gr. de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de perejil picado
  • 2 cucharaditas de salsa de tomate casero
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 vaso mediano de vino blanco

Preparación

La preparación del salmón grillado es muy simple. Se pincela con aceite una plancha mientras se calienta. Por solito el salmón se corta en cuatro trozos y se prepararan con la guarnición de las almejas. Yo personalmente prefiero cocerlo entero porque es más de efecto y presenta mejor si tengo comensales. Pero como ustedes quieren. Os recuerdo que el salmón siempre tiene que estar con la piel hacia abajo y se coloca solo cuando la plancha esté caliente. Cada 4-5 minutos se gira lentamente para que la cocción resulte uniforme. La cocción depende de la sal y el peso del filete pero por solito no tendría que superar los 15 minutos: así quedará ligeramente crudo en el centro, y eso es el resultado mejor que se puede tener. Dejamos reposar.

Por otro lado de nuestra mesa de trabajo empezamos a preparar las almejas. Os recomiendo de quitar bien la arena porque sería muy molesta y dañaría la receta. La mejor manera es ponerlas en una cazuela grande llena de agua y sal gruesa (50 gr por litro); cambiarle a lo menos tres, cuatro veces el agua. Si las almejas son de buena calidad beben el agua y suelten la arena. Por eso necesita juntar. En este estado necesita tenerlas como 3 horas ante que cocinarlas. Para tener un buen éxito comprar siempre las almejas vivas y cocinarlas el mismo día que se compran.

Para que salgan os aconsejo que se abran al vapor; las que no se abren necesitará tirarlas. Ante de ponerla al vapor es importante limpiarlas bien en agua fría. ahora calentamos el agua: cuando empiece a hervir añadimos el laurel, finalmente las almejas. La cocción es de 10 minutos y se retiran cuando estarán todas abiertas. El agua de la vamos a tirar pero se conserva: la colamos y la guardamos.

Preparamos la salsa: cortamos finos los ajos y la cebollas; en la misma cazuela que ocupamos para cocer la almejas añadiendo aceite de oliva y con esto todos los ingredientes que ya tenemos listos sobre nuestra mesa: por ultimo el pimentón dulce y durante 1 minuto removimos a fuego muy lento hasta que los elementos se ablanden. Cuando estarán al punto agregamos la harina pero muy muy lentamente para que no se queme dañando nuestra preparación. A esta base añadimos el vaso de vino blanco que sea de buena calidad: revolvemos y en pocos minutos nos daremos cuenta que la salsa está espesando y mientras tanto el alcohol evaporará.

En un molde con aceite caliente ponemos las tomates a freír y cuando empiezan vamos agregar el agua de cocción de las almejas. Salpimentamos y añadimos las almejas que ya teníamos seleccionadas y abiertas al vapor. Ahora las almejas y revolvemos siempre con mucho cuidado. Durante estas maniobras apagamos el fuego. Retiramos y guardamos.

Ahora sobre nuestro salmón ponemos las almejas y sobre todo la salsa. Así nuestra receta está lista para probarla: ¡no se arrepentirán!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *