Categorías
Pescados y Mariscos

Tomate relleno con bonito y verdura

tomate-bonito
Una receta que nos sirve como antepaso para una cena importante o para un bufé veloz entre otros platos. Los tomates rellenos son bastante difundidos en nuestro maravilloso país pero la receta que os propongo la descubrí en Brasil durante uno de mis viajes de trabajo. Es distinta da lo que se puede encontrar a Chile. El pescado es el Bonito, un pescado particular con un sabor muy intenso pero si os gusta se puede sustituir con otro (atún por ejemplo), aún si se va a perder un poquito de la magia que con la cual me conquistó este plato. ¿Vamos a prepararlo?

Ingredientes

(Para 4 personas)

  • 6 tomates medianos (no muy maduros)
  • 1 lata grande de ventresca de bonito
  • 2 zapallos
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 60 cl de aceite de oliva extra virgen
  • 10 cl de vinagre blanco
  • Sal y pimienta a gusto
  • 50 gr de albahaca fresca
  • 2 ramas de perejil

Preparación

Preparamos nuestros tomates cortandolos en forma de tapa. Pues los vaciamos con muchos cuidados de no romper la piel y que no se dañan a la vista. Puede ocupar una cucharilla con lados redondos. No vamos a echar el jugo que sacamos pero recogemos la pulpa en un bol eliminando el exceso de agua con un colador.

Por otro lado de nuestra mesa vamos a picar la verduras: la cebolla, el ajo y las vamos a poner en un sartén que ya está con aceite y friendo. Vamos dorando los ingredientes a fuego no alto. Cuando estarán al punto añadimos la pulpa de tomate junta con la albahaca que tennos ya picada fina. Mezclamos y cocinamos hasta que los sabores se ablanden. Por mientras cortamos los zapallos en cubito muy pequeños y lo salteamos en una cazuela con un poquito de aceite, sal y pimienta. Cuando estará al punto guardamos.

Ahora preparamos los otros dos tomates que tenemos sacando la pulpa, añadiendo aceite y una pizca de sal. Tomamos nuestra ventresca de Bonito o de atún: lo importante es sacar todo el aceite que está en la lata porque se queda más seca. Reservamos todos.

Ahora sí, podemos rellenar lo cuatros tomates en este orden: primero la salsa de tomate, después los zapallos finalmente la ventresca. Nuestros tomates ya están listos: podemos hornarlos con la tapa que sacamos ante cortandolos o inventar otra forma con mucha fantasía. ¿Que esperan? Prueben y improvisen!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *