Categorías
Sin categoría

Risotto con crema de setas

risotto-crema
El “Risotto” es un plato típico italiano y por eso lo encontré en Valparaíso adonde la colonia italiana es más presente que en otro lado. Eso depende da como se agregan los ingredientes y del tiempo de cocción. Con la crema de setas se va a firmar una especialidad que hace parte de la tradición chilena.

Ingredientes del risotto con crema de setas

  • 1 litro de caldo
  • 350 gr. de champiñones
  • 300 gr. de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 75 gr de mantequilla
  • Aceite extra virgen de oliva
  • 75 gr. de parmesano rallado
  • 1 vaso de vino blanco
  • 15 cl de vinagre balsámico
  • Sal a gusto
  • Perejil

Preparación

En un sartén vamos a poner un chorlito de mantequilla y cuando empieza a freír ponemos la cebollita cortada en medias lunas junta con los ajos. Cuando estarán dorados vamos a añadir los champiñones. Ahora agregamos el arroz y mezclamos para que todos los ingredientes tomen sabores y se ablandan.

En este minuto agregamos el vaso de vino blanco. Sumamos también el arroz teniendo cuidado que su aspecto sea siempre dorado y no tostado, o peor, quemado.

Cuando nos damos cuenta que está bastante al punto, en el tiempo que empieza a cocer vamos a bregar el vino blanco. Hay muchos que prefieren ponerlo caliento, yo no estoy de acuerdo porque calentando se van a perder para evaporación unos elementos que entregan más sabor al plato. Entonces os aconsejo de ponerlo en temperatura ambiente, o, pequeño secreto: al sol hasta que se encuentre tibio.

Ahora preparamos el caldo: para que sea más veloz se puede ocupar un dado de caldo de verduras y cuando estará caliente y sin poner demasiado sal vamos a combinarlo con los otros ingredientes pero a poco a poco, añadiéndolo desde una ollita que tiene que ser siempre caliente. Este proceso seguirá para 20 minutos. Cuando os notarán que estará blando de afuera y con la dureza al punto por dentro, se espolvorea el parmesano rallado. Incorporar y remover bien para que se mezcle.

Apagamos el fuego y se deja cubierto para que se compartan todos los sabores. Ya tenemos rapidamente nuestra crema de setas preferida, con un poco de fantasía podemos guarnir bien el plato encantando nuestros comensales. ¿Que esperan? Prueben y improvisen!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *