Categorías
Verduras

Arroz amarillo de Lombardía

Una receta clásica que remonta a la tradición de la región milanesa, en el noroeste de Italia. Simple, nutritivo y colorado, el arroz amarillo se conoce también como arroz con azafrán. Se prepara en poco tiempo y no requiere ingredientes difíciles de encontrar en nuestra despensa. Un consejo: siempre tengan a mano un pequeño sobre de azafrán, puede servir en un millón de casos y le da un toque de refinado color a vuestra cocina.

arroz amarillo

Ingredientes

  • 300 gramos de arroz
  • 1 nuez de mantequilla (tamaño)
  • 1 sobre de azafrán
  • 100 gramos de reggianito u otro queso rallado a elección
  • 1 cebolla pequeña
  • sal a gusto
  • 1 litro de caldo de verdura

Para el caldo

  • una zanahoria
  • un zapallo italiano
  • una costa de apio
  • una cebolla
  • un tomate maduro
  • sal a placer

Preparación

Sin deben preparar el caldo, cortar en piezas grandes todos los ingredientes y ponerlos en una olla con un litro de agua hirviendo. Cuidado: es importante que el agua sea bien caliente para no desperdiciar las calidades nutritivas y el aroma de las verduras. Cubrir la olla y dejar cocer a fuego moderado.

Picar la cebolla pequeña; en un sartén calentar la mantequilla a fuego vivaz y adjuntar la cebolla hasta que sea bien dorada, después retirarla y hacer brillar el arroz. Una idea: aunque clásicamente el arroz amarillo se prepare en sartén, yo utilizo el wok, la olla clásica de la cocina china, que permite ahorrar energía de cocción y obtener un resultado más sabroso.

Cuando el arroz esté livianamente dorado adjuntar el vaso de vino blanco y dejar consumar un minuto, después bajar el fuego al mínimo y añadir de a poco el caldo. Si el caldo es salado como debe ser, yo no adjunto sal al arroz: eso hace que resalte el sabor típico del azafrán.

En cuanto el arroz esté casi listo, diluir el azafrán en un medio vaso de caldo e incorporar al arroz. Cubrir y dejar reposar para cinco minutos desde cuando se apagará el fuego, para que el aroma del azafrán se una al arroz de forma completa.

Adjuntar el queso rallado y… ¡listo para servir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *